La Comparsa en el Carnaval Multicolor de la Frontera

11/12/2020

La comparasa en el Carnaval de Negros y Blancos deIpiales (Foto) Archivo la Ipialenísima)

COMPARSA: Representación, motivo característico de carnaval, conformada por un grupo no menor de diez (10) y máximo de treinta (30) actores o gente de la comunidad, disfrazados, que representan parodias teatrales, dancísticas y musicales que cuentan historias alusivas a una determinada propuesta escénica. (Foto: archivo la Ipialeñísima)

Desde finales del Siglo XIX, con la celebración de las fiestas conmemorativas de la aparición de la Virgen de las Lajas, hasta nuestros días, que se realiza en septiembre de cada año, se tiene noticias de la visita de grupos de peregrinos, procedentes de la vecina República del Ecuador e indígenas de municipios de la Provincia de Obando, que venían con representaciones dancísticas y musicales, costumbres ancestrales para entregárselas en ofrenda  a La Mestiza.

Hasta muy entrado el siglo XX, iniciado septiembre, siempre visitaba a Ipiales un grupo conocido como “Las vacas” llamado así por su vestimenta colorida, algo parecida a la de los Danzantes de Males, o Los Sanjuanes; con su tambor, rondadores, quenas, entre otros instrumentos autóctonos de las comunidades indígenas de la zona venían a visitar a la Virgen de Las Lajas.

El grupo de danzantes al parecer procedía de alguna localidad del Norte ecuatoriano; ya en Ipiales, antes de visitar  el Santuario, bajaba al estanco de “Las peineras” (entre 8ª. Y 9ª, Barrio Alfonso López), para tomar la tradicional  chicha con ají, bebida ancestral, elemento infaltable en los rituales del pueblo de Los Pastos; el grupo de peregrinos, se desplazaba danzando hasta llegar al sitio final de la promesa.

En el pueblo de los Pastos, asentado en territorio de la Ex Provincia de Obando, específicamente en Males (Córdoba) Cumbal, Guachucal, Aldana Y Carlosama, en Las Cruces o en Yaramal, en las fiestas de San Bartolomé, o en las rogativas a San Joaquín para que trajera la lluvia en época de sequía; los danzantes ofrecían su rito bailando toda la noche, rodeando con su baile al ‘Santo Patrón’, al son de La Banda de Yegua, con sus trajes de vivos colores, turbantes con espejuelos, todos hombres, -algunos vestidos de mujer- y entonados con el chancuco o chapil producido por ellos mismos.

La función de la comparsa del Carnaval Multicolor de la Frontera, mediante la puesta en escena de temas sociales, es la de hacer reír, poner a reflexionar al espectador; (el jugador del carnaval); mediante elementos como la música, la danza, el teatro y la plástica.

Desde estas danzas, con amplio raigambre aborigen, ancestral, ritual de rogativas religiosas, parece ser que empieza a mutar la figura de la comparsa, manifestación artística,  que fortalece a la principal manifestación cultural del Carnaval de Negros y Blancos (hoy Carnaval Multicolor de la Frontera) en el municipio de Ipiales.

Según la tradición oral, se sabe que iniciada la década de los 30-40, del siglo XX, en nuestra ciudad, cada 6 de enero, víspera de Reyes, grupos de campesinos procedentes de las diferentes veredas y corregimientos empezaron a salir, paulatinamente  al pueblo con guitarras, quenas, flautas y bombos; los indígenas con sus “Bandas de yegua” venían a disfrutar de la Fiesta de Reyes, con la benevolencia de sus patrones los hacendados de la región, que empezaban a llamarlas ‘Carnaval’ por referencias del juego que ya se realizaba en la ciudad de Pasto y que se conocía como el “día de Blancos” 

En el pueblo, los grupos de teatro que ofrecían sus obras o sainetes en  veladas inolvidables realizadas en el Teatro Bolívar o en las salas de los Sindicatos de Carpinteros y Zapateros; se unen a la algarabía en la Fiesta Reyes, en comparsas improvisadas, desfilando entre trayectos cortos, por el centro del poblado, grupos que se concentraban en el sector del barrio El Gólgota, donde residía la mayoría de sus integrantes.

 

La función de la comparsa del Carnaval Multicolor de la Frontera, mediante la puesta en escena de temas sociales, es la de hacer reír, poner a reflexionar al espectador; (el jugador del carnaval); mediante elementos como la música, la danza, el teatro y la plástica.

De unos años acá la comparsa ha venido paulatinamente identificándose con su característica general: “grupo de baile que organiza una presentación de música, baile y color que da vida a los animados desfiles de carnaval”, ha venido adoptando ritmos musicales y danzas folclóricas de las diferentes regiones de Colombia, -en lo que se trabaja insistentemente, así como de países latinoamericanos como Perú, Bolivia y Ecuador.

En 1983 La Casa de la Cultura de Ipiales propicia una serie de encuentros académicos, conferencias, charlas, conversatorios, con miras a encontrar los elementos que le dieran identidad al Carnaval como expresión cultural, dentro de ellos se encontraron el sincretismo con la ritualidad, lo ancestral, lo aborigen mezclado con lo colonial. Así como también se determinó el carácter urbano de esta manifestación festiva  y popular.

En el pueblo, los grupos de teatro que ofrecían sus obras o sainetes en  veladas inolvidables realizadas en el Teatro Bolívar o en las salas de los Sindicatos de Carpinteros y Zapateros; también los grupos de danza, se unen a la algarabía en la Fiesta Reyes, en comparsas improvisadas, desfilando entre trayectos cortos, por el centro del poblado, grupos que se concentraban en el sector del barrio El Gólgota, donde residía la mayoría de sus integrantes (Fotografias, Archivo La Ipialeñísima)

En la década de los 80, dada la proliferación de grupos de danza surgidos de las Instituciones educativas, de la Casa de la Cultura o, por iniciativa propia, de quienes desertaban de otros grupos, la comparsa de carnaval empieza a saturarse de danza, adopta los vestuarios requeridos para los bailes folclóricos colombianos, suramericanos -incluso mejicanos y desaparece la actuación;

Lo contrario sucede con los escasos grupos de teatro quienes no pueden sostener una propuesta escénica a través de la senda del carnaval en detrimento de los intereses competitivos de la modalidad; por tal razón sin más ni más, quien coordinaba la organización del Carnaval, en ese entonces, acoge la propuesta de algún artesano y divide en dos la modalidad de comparsa, denominándose comparsa-danza y comparsa teatro, en detrimento de la idea original elemento indispensable en todo carnaval como lo es la comparsa.

Entrada la década de los 90, en el siglo pasado, el Carnaval de Blancos y Negros de Ipiales, comienza a desplegarse en el tiempo, se establece el Carnaval de la provincia. La Administración municipal, a través de las entidades del Gobierno municipal, centralizadas y descentralizadas, se apropian del 5 de enero, aparece el carnaval de la Juventud, a inicios del presente siglo se designa el 2 de enero para su realización y ante la necesidad de llenar estos días con las diferentes expresiones artísticas, la danza se apodera de estos días, en detrimento de la idea inicial de la comparsa de Carnaval.

Así la comparsa, con sus componentes iniciales, como expresión original de del carnaval, tiende a desaparecer, contando en los desfiles únicamente con muestras de danzas folclóricas, expresiones que, en general, necesitan de otros espacios y otros contextos para representación, pues el Carnaval Multicolor de la Frontera no puede constituirse en muestras o encuentros de danza folclórica aceptando la desaparición de la comparsa, el disfraz, la murga y las carrozas; es más, con la intromisión de propuestas artísticas procedentes del Carnaval de Negros y Blancos de Pasto se ha tratado de imitar a los llamados colectivos coreográficos, -hasta batucadas brasileñas- que en algunas oportunidades se han inscrito dentro de la modalidad comparsa, en el carnaval Multicolor de la Frontera.

En la década de los 80, dada la proliferación de grupos de danza surgidos de las Instituciones educativas, de la Casa de la Cultura o, por iniciativa propia, de quienes desertaban de otros grupos, la comparsa de carnaval empieza a saturarse de danza, adopta los vestuarios requeridos para los bailes folclóricos colombianos, suramericanos -incluso mejicanos y desaparece la actuación.

Desde 2006, aproximadamente, representantes de los artistas, artesanos y cultores del Carnaval Multicolor de la Frontera, se proponen repensar,  replantear la modalidad comparsa de carnaval intentando el rescate de la idea original para que ésta siga siendo una de las manifestaciones, junto con la murga y el disfraz tanto individual como por pareja, más representativas de lo que hoy constituye el Carnaval de Negros y Blancos en Ipiales.

Destacados grupos de artistas y artesanos, participan en los desfiles interpretando música baile y teatro; donde la comparsa, como su nombre lo indica, sigue siendo una representación, motivo característico de carnaval, conformada por un grupo no menor de diez (10) y máximo de treinta (30) actores o gente de la comunidad, disfrazados, que representan parodias teatrales, dancísticas y musicales y cuentan historias alusivas a una determinada propuesta escénica.

La comparsa se caracteriza por la actuación, el baile y musicalización por parte de sus integrantes, con o sin parlamentos; una puesta en escena clara, directa y concisa; su representación debe hacerse en movimiento y no parar más de lo extremadamente necesario, para evitar el corte del desfile.

Actualmente el Carnaval Multicolor de la Frontera contempla dos categorías en la modalidad comparsa: La comparsa danza y la comparsa teatro. Se define como “Comparsa-danza” a una agrupación que participa en los desfiles de carnaval interpretando música y baile, integrada por un mínimo de 20 bailarines, sean profesionales o aficionados, que durante meses se rnen para ensayar;     compiten por la mejor danza y el mejor traje; Sus ritmos, principalmente se asumen de la música del folclor latinoamericano, (Ecuador, Perú Bolivia, Méjico) con énfasis en el colombiano.

Quienes compiten por esta modalidad deben contextualizar su propuesta con el Carnaval, que su actuación se hace desplazándose  por la senda del carnaval, y no de manera estática lo que implicaría interrupciones en el desfile. Pero los mismos artistas que hacen parte de esta modalidad insisten en que si de interpretar los ritmos se trata estos deben ser primordialmente del folclor Colombiano, especialmente nariñense, y con música en vivo.

Como participantes en la modalidad de comparsa, desde la aparición como concurso, a partir del surgimiento de la familia Ipial,  tenemos al club Los Amigos, del Barrio Méjico, Barrios como Alfonso López, Centenario, El Charco, entre otros, que  participaban con la comparsa organizada meses antes del carnaval, un gran número de sus habitantes ensayaba noche y día, realizaba actividades  como  festivales  bailables  y  fiestas  populares  para  conseguir los recursos con qué costear el disfraz y demás gastos; El barrio El Totoral, El Club los Flover’s,

La Casa de la Cultura a mitad de los años 80, incursiona en esta modalidad, ganando algunos premios, con propuestas del actor Luis Fernando Velasco, y el danzarín Luís Gerardo Rosero, pero esta Entidad es también la culpable de que la modalidad comparsa asuma más el componente danza, cuando el grupo de esa Institución propone una comparsa con un baile del folclor colombiano.

Están también: el Club las Urracas, el Grupo La Cantera, los Hermanos Verdugo Flórez, Barrio El Centenario; más tarde aparecen grupos dirigidos por Fernando Montenegro, Jairo Parra, Bayardo Rosas, Ricardo Solís, Martín Nastar y, últimamente una cantidad de grupos de danza que han encontrado en el carnaval un espacio para poder mostrar su gran talento en el baile, pero que no han llegado a cumplir con los requisitos que contiene la modalidad de comparsa de carnaval.

Agrupaciones dancísticas como Muyakan, Academia DAbreo, A todo Ritmo, Ballet Folclórico de Nariño, el Grupo Renacer´, entre otros actualmente en el Carnaval Multicolor de la Frontera, en aras de la salvaguardia de esta expresión cultural, insisten en rescatar la primera figura de la comparsa, aquella constituida por cuatro elementos fundamentales: La danza, el disfraz el teatro y la música.

La actividad dancística se ha arraigado profundamente en el Carnaval Multicolor de la frontera, constituyéndose en una modalidad más, por ello desde hace poco los representantes de los grupos de danzas participantes en el carnaval, llegaron a un acurdo con la organización para que el 4 de enero, en el carnaval de la juventud se incluyera las modalidades de danza folclórica, moderna y contemporánea.

Y el 5 de enero, día de Negros, que últimamente se lo identifica como el Día de la Identidad, a través de las propuestas de la Familia Ipial, se puede apreciar una fortaleza en la que se podría identificar como la comparsa de carnaval, incluyendo manifestaciones, principalmente, teatrales, así como la música, la danza y la parafernalia con elementos del sincretismo cultural, recogiendo aspectos entre lo urbano, lo rural, lo indígena y lo mestizo.

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

El disfraz, es uno de los elementos más importantes de representación en la fiesta, el rito, el mito y la leyenda. El ser humano para comprometerse con los dioses o para congeniar con la naturaleza, aprendió a mimetizarse, a asemejarse a los animales, a los árboles, a los pájaros, a imitar el ruido del viento, el agua, todo para rendir culto a los dioses, luego, para llamar la atención del oponente o compañero…

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

El 31 de diciembre de 2019, un día de mucha trascendencia cultural en el Municipio de Ipiales al Sur de Nariño, es la fecha en que se da inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera, El desfile de años viejos y viudas abre las actividades de esta expresión cultural que va hasta el 7 de enero. A continuación damos a conocer los ganadores en las modalidades Año Viejo…

JUEGOS DE CARNAVAL

JUEGOS DE CARNAVAL

…Jugar el carnaval es muy propio de los nariñenses, lo que significaría una regresión a la niñez, pintarse, tiznarse, embadurnarse, untarse de ’pueblo’ de color, de raza de libertad. Al mismo tiempo es un desdoblamiento de la personalidad al ocultarse tras un antifaz, una máscara, un disfraz o tras el mismo cosmético…

Más del Carnaval

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

EL DISFRAZ EN EL CARNAVAL MULTICOLOR DE LA FRONTERA

El disfraz, es uno de los elementos más importantes de representación en la fiesta, el rito, el mito y la leyenda. El ser humano para comprometerse con los dioses o para congeniar con la naturaleza, aprendió a mimetizarse, a asemejarse a los animales, a los árboles, a los pájaros, a imitar el ruido del viento, el agua, todo para rendir culto a los dioses, luego, para llamar la atención del oponente o compañero…

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

Con el Desfile de Años Viejos y Viudas, el Pasado 31 de Diciembre se Dio Inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera 2019 – 2020

El 31 de diciembre de 2019, un día de mucha trascendencia cultural en el Municipio de Ipiales al Sur de Nariño, es la fecha en que se da inicio al Carnaval Multicolor de la Frontera, El desfile de años viejos y viudas abre las actividades de esta expresión cultural que va hasta el 7 de enero. A continuación damos a conocer los ganadores en las modalidades Año Viejo…

JUEGOS DE CARNAVAL

JUEGOS DE CARNAVAL

…Jugar el carnaval es muy propio de los nariñenses, lo que significaría una regresión a la niñez, pintarse, tiznarse, embadurnarse, untarse de ’pueblo’ de color, de raza de libertad. Al mismo tiempo es un desdoblamiento de la personalidad al ocultarse tras un antifaz, una máscara, un disfraz o tras el mismo cosmético…